Conoce los derechos de las embarazadas

Como cada 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer.  Aprovechamos la ocasión para informarte de los derechos de las embarazadas y futuras mamas.

Si está trabajando y está embarazada, asegúrese de preguntar sobre todos los derechos laborales. Muchas veces nos atenemos a lo que se nos da porque no tenemos idea de cuáles son nuestros derechos. Dependiendo de la empresa para la que trabajes, o si eres funcionario, habrá un contrato que se podrá utilizar. Pero primero, debes saber que aunque seas un país autónomo, la ley española te protegerá de alguna forma. Veamos cuál.

  • Desde el comienzo del embarazo hasta el final del embarazo, si su empresa no proporciona una razón seria, no será despedida. Debe saber que nunca la despedirán solo porque está embarazada.
  • Si estas expuesta a productos químicos, contaminantes o sustancias dañinas para el desarrollo fetal, su empresa tendrá que trasladarlo a otro lugar más seguro. Si no pueden proporcionarte un puesto adecuado para tu situación, te dara la baja y podrás cobrar un 100% de base regulatoria. Esta situación seguirá existiendo durante la lactancia y será perjudicial si se demuestra que estaba embarazada antes del cargo que ocupaba El proceso de lactancia.
  • Si trabajas con maquinaria pesada o tu horario es nocturno, tu empresa tiene la obligación de darte otro puesto de trabajo. En caso de no poder ofrecerte un trabajo más seguro, te darán de baja y cobrarás el 100% de la base reguladora. Esta situación se prolongará durante la lactancia si se demuestra que tu puesto de trabajo puede obstaculizar la lactancia hasta que tu bebé cumpla los 9 meses.
  • Si tu embarazo es de riesgo, podrás pedir la baja por enfermedad hasta que nazca el bebé o hasta que no haya riesgo de perder a tu bebé. Si en este periodo hay vacaciones, las podrás disfrutar una vez que tu bebé haya nacido, aunque sea en un año laboral distinto.
  • Si tus citas con la comadrona, las ecografías y el resto de pruebas médicas del embarazo se producen en horas que coinciden con tu horario laboral, tienes derecho a acudir a estas visitas.
  • Si las clases de preparación al parto sólo se realizan cuando precisamente tú tienes que trabajar, la ley también dispone que puedas ausentarte del trabajo. Sin embargo, si existe la posibilidad de acudir a estas clases en otro horario que no coincida con tu horario laboral, no tendrás justificación para ausentarte del trabajo por este motivo.