Prevenir la acidez en el embarazo

La acidez en el embarazo es un síntoma bastante habitual en las mujeres embarazadas.

El embarazo suele ser una etapa de la vida de la mujer, en esta etapa, aunque está viviendo una verdadera revolución hormonal que complica su vida diaria, se siente más sana y con más energía. Investigaciones recientes han asegurado que durante el embarazo, debido a la regeneración orgánica de las células fetales, los músculos, huesos, órganos y piel de las mujeres embarazadas pueden recuperar la juventud.

Sin embargo, estos cambios hormonales y el hecho de que la cavidad abdominal se expanda para desarrollar una nueva vida afecta en última instancia a varios aspectos de la salud de la mujer embarazada, como la función digestiva, y la de acidez estomacal más comunes en la mujer embarazada.

Debido al agrandamiento del útero, la acidez estomacal ocurre con mayor frecuencia en el tercer trimestre. Cuando el útero se agranda, eventualmente desplaza los órganos y fuerza al estómago a una forma más horizontal, lo que hace que el cierre superior se afloje. Al comer alimentos pesados ​​o llenar demasiado el estómago, el ácido eventualmente subirá del esófago a la boca con mayor facilidad, causando el conocido ardor.

Consejos para prevenir la acidez en el embarazo

Para combatir la acidez en el embarazo, en ocasiones solo es necesario evitar ciertos alimentos, como los refrescos carbonatados, cualquier tipo de alcohol, café o té, pues estas bebidas retrasan el vaciado del estómago. También se recomienda evitar el chocolate, el vinagre, los tomates, la pimienta, cualquier fruta picante y cítrica, porque todos estos alimentos aumentan la acidez.

acidez en el embarazo
fezailc / Pixabay

Después del almuerzo o la cena, cuando nos estiramos, nuestra postura horizontal a menudo empeora la acidez. Para aliviar la acidez en el embarazo, es útil elevar la cabecera de la cama a unos 15 cm, porque la parte superior del cuerpo está elevada y es más probable que el ácido del estómago se quede en su lugar. Además, debes ingerir pequeñas cantidades de alimentos para asegurarte de que sean livianos y absorban algunos jugos digestivos. Si el problema aún no se resuelve, lo mejor es esperar unas horas para tomar una siesta o acostarse.

Si aún padece acidez de estómago a pesar de seguir estas recomendaciones, debe consultar a una comadrona sobre la posibilidad de tomar medicamentos para aliviar las molestias. A veces, el simple hecho de masticar chicle después de una comida puede aliviar la acidez, porque la producción de saliva neutraliza el ácido.