Cómo mantener sano a tu bebé durante el embarazo


Con un bebé dentro de ti, debes ser muy cuidadosa con tus necesidades. La salud de tu bebé por nacer depende únicamente de las decisiones que tomes durante el periodo del embarazo. Echa un vistazo a los siguientes consejos para garantizar la salud de tu bebé dentro de tu matriz.


Sé regular con tus chequeos prenatales


Los controles prenatales regulares ayudarán a tu médico a vigilar de cerca tu estado; así como la condición de salud de tu bebé. Programa tu primera visita prenatal con tu ginecólogo tan pronto como descubras que ha concebido. Permite que tu ginecólogo te examine durante las diferentes etapas del embarazo para detectar posibles defectos de nacimiento o enfermedades que tu recién nacido pueda tener. Durante estas visitas, tu médico te examinará físicamente o te pedirá que te sometas a una ecografía (si es necesario), con la que escuchará los latidos del corazón del feto, controlará el aumento de peso y controlará tu presión arterial para evitar complicaciones durante el embarazo, como la pre-eclampsia.


Come bien


Durante el embarazo, tu prioridad debe ser comer alimentos nutritivos en lugar de saciar tus antojos. Para un crecimiento y desarrollo ininterrumpido del feto, es importante que lleves a cabo una dieta balanceada. Tu dieta debe tener porciones iguales de frutas frescas, verduras y una variedad de granos integrales. Estos alimentos mantendrán a tu bebé saludable dentro de ti y evitarán la aparición de la diabetes gestacional. Incluir fuentes de hierro, folato y fibra en tu dieta es una necesidad para evitar defectos de nacimiento y parto prematuro. Los productos lácteos como la leche y el yogur proporcionan calcio, que es un requisito previo para el desarrollo de los huesos y el cerebro de tu bebé. Además, debes evitar las comidas chatarra.


Igual de importante es asegurarte que estás bebiendo suficiente cantidad de agua en un día. Esto evitará la deshidratación, el estreñimiento y las hemorroides, además de reducir las posibilidades de un parto prematuro. La ingesta adecuada de agua garantiza una cantidad suficiente de líquido amniótico alrededor del feto.


Ejercicio durante el embarazo


Hacer ejercicio es una gran idea para controlar el aumento de peso durante el embarazo y también para garantizar tu bienestar general. El yoga prenatal y los ejercicios moderados, como caminar y nadar, preparan los músculos para el parto y lo hacen más suave. Involucrarse en ejercicios rigurosos o hacer ejercicio excesivo no es recomendable para las mujeres embarazadas, ya que esto ejercerá una presión adicional sobre el útero y dañará la salud del bebé. Habla con tu ginecólogo para conocer el mejor curso de acción para hacer ejercicio durante el embarazo.


Realiza modificaciones en tu estilo de vida


Es importante que dejes de lado algunos de tus hábitos poco saludables, como el consumo de alcohol y fumar. Las toxinas presentes en el alcohol dificultan el crecimiento y desarrollo del feto y pueden llevar a deformidades físicas. Mantenerse en forma durante el embarazo debe ser tu prioridad. Pide a tu médico un horario diario que te mantendrá a ti y a tu bebé por nacer a lo largo de todos los trimestres de embarazo.


Además de estar saludable, también es importante mantenerse feliz y tener un estado mental relajado durante el embarazo; esto, para garantizar tanto tu salud como la de tu bebé.

Leave a Reply